LA IMPORTANCIA DE LOS MATERIALES DESESTRUCTURADOS

Jugar es la principal herramienta de aprendizaje en la infancia porque a través del juego es como descubrimos, sentimos y satisfacemos nuestros impulsos vitales. Jugar es básico para el desarrollo de nuestra personalidad, así que si utilizamos materiales para hacerlo, imagínate la importancia que éstos tienen!!!

 

¿Por qué son tan importantes los materiales desestructurados? pues bien, básicamente porque son elementos que no tienen una función específica; es decir, que en principio no son nada y precisamente por eso, lo son todo!

 

¿De cuántas maneras puedes jugar con un palo? ¿cuántas veces has jugado a las cocinitas con arena del parque, piñas o bellotas? ¿Has encontrado formas en las piedras y has creado escenarios de juego con ellas? de eso se trata, de tener la mente bien abierta y utilizar los recursos que tienes a tu alrededor.

Si quieres profundizar más sobre el tema, te recomiendo leer el libro "Piezas sueltas" de Priscila Vela (puedes seguir su cuenta @lapiezasuelta en instagram) y Mercedes Herrán.

"Un buen juguete es aquel que sin ser nada en concreto, puede ser todo" Francesco Tonucci.

Cómo podemos ayudarle?

Creo que lo más importante que podemos hacer como familia, es entender los beneficios que aportan este tipo de juguetes/materiales. Por un lado, estimulan el pensamiento creativo porque como no tienen una función concreta, pueden ser lo que quieran y además son súper duraderos y no me refiero a que no se rompan sino a que son atemporales y podrán utilizarlos durante muchos años ya que se adaptan al momento evolutivo en el que se encuentren. Una piedra puede usarse para hacer una construcción pero también puede ser una moneda, o comida. Con una tela te puedes esconder, hacer un disfraz o taparte como si fuera una manta. Un trozo de madera puede servir para hacer una torre, una cabaña a un pequeño animalito pero igual sirve para hacerle una cama, o poniendo una tras otra podemos hacer un tren,... en cambio si los materiales son muy concretos pueden llegar a limitar su imaginación y por ende el propio juego.

 

Quiero remarcar que no estoy diciendo que no tengamos juguetes específicos como una cocinita con frutas o un coche o una muñeca o puzzles o juegos de mesa,... pero sí considero adecuado que además de observar en qué momento evolutivo se encuentran para ofrecerles propuestas, sería interesante que en casa siempre hubiera materiales no estructurados a su alcance. Materiales que no tengan un fin concreto, que en principio no son "juguetes" al uso pero que les harán desarrollar su imaginación de tal manera que podrán utilizarlos a su antojo.

Podéis recoger palos, piedras, conchas, piñas y también reciclar tapones de botellas, cajas de zapatos, rollos de papel de wc, tapones de corcho,... y hoy en día, también puedes encontrar un montón de marcas que fabrican juguetes no estructurados de buenísima calidad y con un diseño muy cuidado que aportarán los mismos beneficios.

Estoy segura que si estás aquí ya conoces estas propuestas y sus beneficios pero si has llegado por casualidad, te invito de verdad a que cambies tu mirada y recojas, recicles o compres materiales que no tengan instrucciones porque te sorprenderás observando como tus peques crean mil historias. 

Ideas para jugar con el juego de materiales desestructurados:

-pues la primera regla es que no hay reglas! más allá de cuidar el material, cuidar nuestro cuerpo y cuidar a quién nos acompañe en el juego para que nada ni nadie se haga daño. Contiene piezas muy pequeñas, así que necesita de tu supervisión depende de la edad de tu peque (quizá en un primer momento podrías ofrecer únicamente las piezas más grandes y poco a poco ir añadiendo el resto)

-la primera vez, yo prepararía un lugar tranquilo y acogedor en el que tú peque se sienta a gusto. Preparar el ambiente y los materiales de manera cuidada es importante para el futuro desarrollo del juego.

-puedes dejarle el material y que empiece a experimentar libremente o puedes coger algunas piezas y crear alguna composición a modo de provocación y... ya está! no hace falta decir nada, sólo dejar que la magia actúe.

 

Si tu hijo/a está acostumbrado/a a jugar con materiales desestructurados, crear historias con piezas sueltas, enseguida empezará con sus creaciones; si por el contrario es la primera vez, o normalmente juega con juguetes más definidos, que tienen una función concreta y se juegan de una manera determinada, puede que le cueste un poco saber qué hacer al principio por eso es importante que trabajes tú paciencia y no le presiones. Poco a poco su creatividad se irá desarrollando y cada vez creará historias más completas con las piezas y buscará otros materiales por casa que irá sumando a su juego y un día recogerá palos del parque y también los añadirá a sus creaciones,... porque como ya escribió Simon Nicholson en los años 70, "en cualquier entorno, tanto el grado de inventiva y creatividad como la posibilidad de descubrimiento, son directamente proporcionales al número y tipo de variables en él" así que,... que empiece la magia!!!

Sobretodo, recuerda no presionarle ni tener expectativas de ningún tipo cuándo le ofrezcas los materiales. Simplemente está jugando, y cada persona tiene su propio ritmo.

MATERIALES DISPONIBLES