LA GRAFOMOTRICIDAD COMO ANTESALA DE LA LECTOESCRITURA

Seguro que estás de acuerdo conmigo si te digo que antes de correr hay que aprender a caminar, verdad? Pues esto es lo mismo, para poder dominar la escritura es necesaria una preparación previa.

El/la peque necesita tener un control de su cuerpo y sus movimientos, y más concretamente poder coordinar manos y dedos.

El aprendizaje idóneo sería permitirle empezar por el trazo libre y que vaya dominando el espacio a través de utensilios cómo esponjas, pinceles gruesos, ceras, incluso lápices más finos. Al principio, hará dibujos sin control, moviendo mucho brazos y manos pero poco a poco, irá ganando coordinación entre el ojo y la mano y sus trazos serán cada vez más cuidados. Verás que cada vez controla más los límites del soporte que le hayas ofrecido e intenta controlar el movimiento de su mano.

 

 

Cómo podemos ayudarle?

Dando por echo que le has permitido moverse libremente y experimentar con su cuerpo a través de la motricidad gruesa, y que habéis jugado mucho para desarrollar la destreza de sus manos y dedos (te recomiendo encarecidamente las rimas de Tamara Chuvarovsky que puedes seguir en su cuenta de instagram @tamara_chuvarovsky), decides que ha llegado el momento de ayudarle a estimular la motricidad fina a través de ejercicios de grafomotricidad. Pues bien, la idea es que le prepares un espacio a su alcance, que le resulte agradable y le presentes la plantilla y algún otro material que creas que llamará su atención.

Si ya muestra el interés de usar las plantillas con utensilios cómo lápices, rotuladores,... a mi me gusta empezar por líneas rectas, diagonales, y también arcos sencillos para poco a poco, ir introduciendo movimientos más complejos que le permitan deslizar la mano haciendo formas cada vez más difíciles. Incluso con la plantilla de símbolos, ya no sólo tendrá que deslizar el lápiz sino que deberá hacer un movimiento más complejo cómo es ir levantándolo cada vez para dibujar los diferentes símbolos, que es lo que hará en el futuro cuando empiece a escribir.

Ideas para trabajar la grafomotricidad a través de las plantillas:

-ofrécele materiales como cuentas de madera, bolitas de fieltro, legumbres,... para que pueda colocar en las ranuras de la plantilla y vaya resiguiendo las diferentes formas

-dibuja tú las formas en un papel y que coloque materiales encima resiguiendo tus trazos

-dibújale las formas en un papel con un color clarito y que intente reseguirlas por encima con un color más oscuro

-ofrécele lápices para que pruebe a dibujar las líneas y trabaje los trazos verticales, horizontales, en zig zag,... 

Sobretodo, recuerda no presionarle ni tener expectativas de ningún tipo cuándo le ofrezcas los materiales. Simplemente está jugando, y cada persona tiene su propio ritmo.

PLANTILLAS DISPONIBLES