LA MISIÓN ES CONSEGUIR QUE DISFRUTEN LEYENDO Y ESCRIBIENDO

Para mi, esta frase es básica. La lectoescritura debe ser un aprendizaje divertido, tu peque tiene que disfrutar del proceso porque si no es así, conseguiremos el efecto contrario, que lo vea como una obligación y se niegue a participar.

 

Es muy importante que le ofrezcamos una mirada respetuosa y que entendamos el proceso para poder acompañarle de forma adecuada, siguiendo sus propias necesidades.

 

Escuchamos hablar mucho acerca de los períodos sensibles (momentos determinados en los que el cerebro tiene la capacidad de asimilar un concepto de manera más natural porque la necesidad viene desde dentro) pues bien, la lectoescritura no tiene período sensible, así que no hay ninguna prisa! 

Entendamos, eso sí, que se necesitan unas bases de aprendizaje, un montón de pasos previos que son necesarios para su correcta adquisición.

Es importante que el proceso vaya unido a una emoción positiva

Cómo podemos ayudarle?

Por un lado, favoreciendo el juego libre y dejándole que se mueva mucho, pero mucho, mucho! Correr, saltar, trepar, columpiarse,... son actividades que le ayudarán a desarrollar sus habilidades motrices y también su lateralidad (tan importante para la futura adquisición de la lecto).

También puedes ofrecerle materiales y recursos con los que trabaje la motricidad fina (hacer la pinza, controlar el trazo, ir ganando precisión,...)

Realizar actividades para trabajar la consciencia fonológica que es la habilidad lingüística que permite identificar y utilizar los sonidos que forman el lenguaje, a través de cuentos, canciones, juegos de dedos, rimas (te vuelvo a recomendar a Tamara Chuvarovsky en instagram @tamara_chuvarovsky),...

Irá pasando el tiempo (cada peque necesitará un ritmo diferente) y un día, empezará a mostrar interés por aprender a leer y a conocer las letras, porque le apetecerá, sin que nadie le obligue a hacerlo, será una necesidad que le nacerá desde dentro y no hay mayor motivación de aprendizaje que querer aprender.

Ideas para trabajar la lectoescritura a través de los siguientes materiales:

-nuestro nombre propio es la primera palabra que queremos aprender a escribir porque es lo que nos identifica como persona, así que las plantillas con el nombre son para mi, un material sencillo pero súper enriquecedor porque le permitirá colocar las letras tipo puzzle, jugar con las letras sueltas, rellenar los huecos con algún material, incluso escribir su nombre utilizando la plantilla.

-la pizarra me encanta porque, además de llevar su nombre propio que pueden intentar copiar todas las veces que quieran y borrar y volver a probar, pueden utilizarla para el trazo libre

-la bolsa de letras le ayudará cuando quiera empezar a formar palabras y frases

-las plantillas las podemos utilizar para trabajar la consciencia fonológica diciendo el sonido de cada letra y colocándola en su lugar correspondiente, también rellenando el interior de las letras, y utilizándola a modo de plantilla para representarlas gráficamente en un papel y después pintarlas,...

-y con la tabla de lecto se pueden trabajar un montón de cosas porque puede jugar a elegir la palabra, contar cuántas letras tiene, también el número de sílabas, puede representarla gráficamente con letras sueltas y también escribirla en el recuadro inferior que es de pizarra

Sobretodo, recuerda no presionarle ni tener expectativas de ningún tipo cuándo le ofrezcas los materiales. Simplemente está jugando, y cada persona tiene su propio ritmo.

MATERIALES DISPONIBLES